Una Pastilla y Adiós a los Malos Recuerdos – La cura ZIP

Todos tenemos un mal recuerdo ocurrido en algún momento de nuestras vidas.

Algo que nos causa mucho daño en el presente ó que simplemente quisieramos no haber experimentado nunca.

Ahora los investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York podrían haber encontrado la solución a este problema.

Una píldora para olvidar penas. Una capsula que te hará eliminar los malos recuerdos.

Su nombre es ZIP, la pastilla borra-memoria.

El sueño de los psiquiatras y médicos de todo el mundo podría hacerse realidad con el nacimiento de esta píldora.

Adiós a los traumas de la infancia, conflictos en el inconsciente y hasta adicciones a las drogas.

Conocida oficialmente como “ZIP“, se trata de un medicamento cuya función es la de bloquear la actividad de una proteína llamada –PKMzeta– la cual se encarga de ayudar al cerebro a retener información aprendida.

Mientras más –PLMzeta– genere la persona para un determinado recuerdo, en un mayor nivel quedará grabado en la memoria de la persona.

Los recuerdos traumáticos por lo general van acompañados de grandes cantidades de la proteína antes mencionada, y por eso se pensaba que los mismos serían imborrables para la persona. Sin embargo, este medicamento parece que logrará lo imposible. Borrar por completo estos recuerdos indeseables.

Aunque la pastilla ha sido probada exitosamente solo en ratones de laboratorio, los científicos ven una gran similitud entre el mecanismo de memoria de los ratones y el del ser humano. Por tanto, seguramente los efectos serán los mismos.

Aunque hay mucho esceptisismo de parte de la población, lo que sigue son muchos estudios médicos para comprobar la eficacia de este tratamiento en seres humanos.

Te imaginas dentro de 10 años el ir a una farmacia y decir:

“Disculpe, el psiquiatra me ha dicho que tengo 2 traumas infantiles de odio hacia mi padre… ¿Necesitaré 2 ó 3 ZIP`s? ¿Cuántos me recomienda?

Cada vez se nos hace más fácil la vida y el resolver nuestros problemas. Pero como dicen por ahí “Muchas veces el camino fácil, es el más largo”.

En fin, que el tiempo lo decida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *