Teoria de la diversion – Como hacer las cosas aburridas, divertidas

En algún momento de la semana, a todos nos toca hacer cosas que no nos gusta realizar.

Es más, sin ir más lejos, apuesto que durante el día hay un par de cosas que esperarías no tener que hacer, sin embargo, tienes que hacerlas de igual manera.

Pero… ¿Existe alguna manera de superar esto? Es decir: ¿Hay alguna forma de hacer que la gente haga con ganas cosas que le resultaban aburridas antes?

Pues bien, esa es la idea de la compañía Volkswagen y de su proyecto llamado “La Teoría de la Diversión” (The Fun Theory)

Su nombre no das una pista de lo que trata: Este concurso organizado por Volkswagen consiste en recopilar ideas acerca de cómo convertir las actividades rutinarias (y aburridas) de la vida cotidiana, en cosas divertidas e interesantes. La finalidad de esto es el respaldo teórico de este concurso:

Si algo resulta ser divertido para la persona, entonces las posibilidades de que lo realice más veces y de forma más consecutiva, aumentarán considerablemente.

En otras palabras, si es que algo te resulta aburrido, quizás lo hagas 2 veces a la semana (si no tienes otra opción). Pero si te resulta divertido, querrás hacerlo 4, 5, 6 veces a la semana, por voluntad propia.

La mejor forma de ver este interesante concepto y los resultados obtenidos con este tipo de experimentos es ver las ideas de algunos finalistas del concurso. A continuación 3 videos sobre esta revolucionaria teoría:

Resumen: Al colocar una cámara que mida la velocidad y entregar un ticket de lotería a todo aquel que respete los límites, se está incentivando a que los choferes manejen más despacio (conducir tu auto según las reglas y obtener la posibilidad de ganar dinero por ello)

 

Resumen: Al imitar un basurero con un fondo que parece de inmensa profundidad, la gente estará guiada por la curiosidad de saber que tan profundo es y será placentero arrojar la basura en él, aumentando la recolección de la misma.

 

Resumen: ¿Es posible preferir usar las escaleras tradicionales a las eléctricas? Normalmente no, pero cuando las tradicionales están disfrazadas como un piano gigante, es una historia completamente diferente. (En lo personal, esta es la idea que más le gustó)

¿Qué te pareció la aplicación práctica de esta teoría?

Apuesto que si conceptos así se aplicaran en tu trabajo, en tu escuela o en tu universidad, sería mucho más entretenido ir todos los días de lo que lo es ahora. ¿No lo crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *