Reproducción – Sexo = Clonación. La Fórmula de la Evolución

¿Reproducción sin tener sexo?

¿Es eso posible?

Pues seguro pensarás que gracias a la ciencia y todo eso… Pero te equivocarías.

Existe un animal (mejor dicho un insecto) que ha llegado a extinguir prácticamente a los machos de su tipo.

Un verdadero matriarcado o reino de féminas es la vida de la Hormiga Amazónica “Mycocepurus smithii”.

Este tipo de hormiga ha llegado a evolucionar tanto que prescinde completamente de las hormigas macho.

La reina se reproduce a sí misma clonándose ó creando copias genéticamente iguales a ella, todo esto con la finalidad de mejorar la especie.

Algo muy interesante es que este tipo de hormiga a llega a prescindir tanto del macho que su sistema reproductor se ha degenerado, por lo que aunque quisiera, ya no podría reproducirse con el sexo opuesto.

Uno de los pocos seres asexuales sobre la tierra.

¿Otra ventaja de no tener machos en la especie?

Pues que este tipo de hormigas puede reproducirse el doble de rápido gracias que no “pierden tiempo” procreando machos, sino por el contrario, el doble de reproductoras.

Deja un comentario