Eso es a lo que se reduce la nueva generación de mujeres jóvenes, al menos en Nueva Zelanda.

¿Salir con un chico? (dating) ¡Para nada! Sólamente quiero divertirme una noche y no saber nada de nadie en la mañana

Estos son los descubrimientos de la cadena de noticias TVNZ Sunday.

Su reportera Janet McIntyre, corresponsal en Nueva Zelanda, cuenta que la mentalidad de las jovencitas en dicho país es “un poco distinta” a la del resto del mundo.

Los datos recopilados muestran que cada mujer jóven en Nueva Zelanda tiene un promedio de 20 parejas sexuales distintas (el doble de Australia y Gran Bretaña, y casi el triple del promedio mudial).

Si la primera vez con un chico teniendo relaciones no es muy buena, entonces no vale la pena seguir intentando desarrollar los aspectos de una relación, es la mentalidad de toda “mujer inteligente” en Nueva Zelanda.

Ya no existe el ritual del cortejo (o “dating” en inglés). Las chicas solo quieren salir a divertirse, y disfrutar de sus aventuras sexuales.

Y eso sorpresivamente afecta a los hombres de forma negativa.

Existen casos de chicos (25% de 5000 hombres encuestados) que han confesado haberse sentido presionados para tener sexo, e incluso algunos lo han hecho en contra de su voluntad.